Piazza Sedile

En el siglo XIV se llamaba “Piazza Maggiore” y era la plaza del mercato rodeada por almacenes, tascas y tiendas. En 1550 se rehabilita para acoger el despacho del gobernador, la cárcel de la ciudad y el palacio municipal o “sedile”.

El Palazzo del Sedile, que construyó el arzobispo Saraceno en 1540 para celebrar las reuniones municipales de la “universidad de la ciudad”, en 1779 se rehabilitó y modificó quedando como está ahora con una forma un poco extraña:
un  arco de entrada muy grande, rodeado por hornacinas con estatuas de terracota que representan la alegoría de las cuatro virtudes cardinales necesarias para un buen gobierno:justicia, fuerza, prudencia y templanza. Las dos torrecillas que descuellan en estilo rococó lucen, la de la izquierda un hermoso reloj solar y la de la derecha un reloj común. En la parte superior, las estatuas de los siempre presentes patronos de Matera, San Eustaquio y Maria Santissima della Bruna que simbolicamente velan sobre la ciudad. Este edificio se utilizó hasta 1944 como sede de la administración municipal, hoy es la sede del Conservatorio Nacional dedicado al compositor de Matera “Egidio Romualdo Duni”.
Recientemente en el subsuelo de esta edificio se construyó un auditorium modernísimo en el que se celebran prestigiosos festivales de música y conciertos de elevado nivel cultural.