Plaza Vittorio Veneto e Hipogeo - mirador

Durante la remodelación de 1993 se abrió un paso, sobre las salas hipogeas, entre los edificios del siglo XVIII que “tapaban” los Sassi que antiguamente se consideraban algo vergonzoso para la ciudad. Se creó así un mirador estupendo perfectamente alineado con la portada principal de la Catedral del que se puede observar el Sasso Barisano que se extiende más abajo con su laberinto de viviendas, escaleras y callejuelas.
Debajo, corre la via Fiorentini a la que se puede llegar pasando por la iglesia hipogea de Santo Spirito.