Balcón Panorámico del Monterrone

Desde este balcón panorámico se disfruta la vista del Sasso Caveoso. Se nota la unidad y peculiaridad urbanística de este casco histórico que ofrece sensaciones distintas conforme al ángulo visual con el que se le mire.
Desde aquí se pueden observar todos los edificios que son los hitos de las distintas fases históricas de la ciudad, desde los palacios nobiliarios que a partir del siglo XVI emperazon a edificarse en el circuito de las muros de defensa abandonados tras el descubrimiento de las armas de fuego, a los palacios de la burguesía agrícola y mercantil que caracterizaban con su arquitectura los distintos “vecindarios”, hasta las construcciones pobres de los estamentos sociales más humildes como el de los jornaleros. Se pueden divisar algunas iglesias del siglo XVIII, siguiendo la línea virtual que va desde San Francisco de Asis al Purgatorio. Un enfoque privilegiado que nos pasea por todas las épocas con sus estilos y arquitécturas y, en el laberinto urbanístico que en un primer momento nos sorprende, luego, paulatinamente, todo tiene una explicación armoniosa.