Iglesia S.ta Maria de Armenis

Al final de la calle una Puerta Monumental que remata con un arco de medio punto con la inscripción de la epígrafe Santa Maria de Armenis: Virgen de los Armenios, cuya devoción la trajeron a Matera probablemente unos armenios de las armadas bizantinas. Esculpida con elementos arquitectónicos decorativos que forman medios lunetos y arcos es la entrada a la iglesia de Santa Maria de Armenis cuya existencia ya está documentada en 1094. Compuesta por tres naves con ábsides, en cuyos arcos aún se divisan restos de pinturas antiguas, y un patio ancho al que se entra por una bella puerta decorada y al que se asoman las dependencias del antiguo monasterio. Una iglesia rupestre que junto a la de Santa Lucia y Agueda en la barriada Malve  y la iglesia Ipogea de Santa María della Valle en el barrio La Vaglia, documenta la presencia de los benedictinos fuera de la ciudad pero en ámbitos muy cercanos ya antes del año Mil. Presencia que se impone con más fuerza al llegar los Normandos en el siglo XII. La iglesia acogió la cofradía de San Francesco da Paola de 1640 a 1774, año en el que se construyó el nuevo edificio de culto y cuando la iglesia se incorporó en el Seminario.  Se usó como cantera hasta 1958 cuando al desalojar la población de los Sassi, se abandonó definitivamente.
El complejo actualmente se usa para eventos gastronómicos y culturales como exposiciones y conciertos.